"Que cada palo aguante su vela". Carencia de infraestructuras y Despoblación.

altcadv Lun, 19/11/2007 - 15:36

¿Esa es la política que aplican los representantes de ciertas instituciones?. Hoy en día, los pueblos se tienen que sacar las castañas del fuego a pesar de la enorme dificultad que conlleva. La carencia de infraestructuras nos parece algo normal en nuestra comarca, debido al pequeño tamaño de los núcleos de población donde el coste de construir y explotar supera ámpliamente al beneficio a obtener.

Comencemos por esos problemas con ciertas compañías de telefonía móvil a nivel de cobertura, por no hablar de lo que sucede en puentes, fiestas y vacaciones de verano, durante los cuales tenemos que aguantar mensajes continuos de red ocupada e imposibilidad de establecer la conexión. ¿Para qué queremos un móvil entonces?.

Como segundo punto cabe destacar la práctica inexistencia de tendidos eléctricos de alta tensión. No, esas de media tensión que ya tenemos no. Como consecuencia, el suministro eléctrico es insuficiente en algunas zonas de la comarca, frenando proyectos tales como polígonos industriales y parques eólicos. Menos mal que el ayuntamiento de Melgar se va a gastar unos millones para construir un tendido desde Osorno que, siendo claros, debería pagar la compañía eléctrica, que es la que hará negocio con el suministro.

Seguimos con las carreteras comarcales. No me refiero a la Melgar-Villadiego, la montaña rusa simplemente reasfaltada, ni a la Melgar-Castrojeriz, que se va a someter a una reforma muy importante. Estoy hablando de las que comunican las más pequeñas poblaciones entre si.

Lo siguiente, las operadoras globales de telecomunicaciones. Si no se ven obligadas por ley a invertir aquí, no lo harán. Mientras tanto, a contratar los servicios de linea y televisión por cable con esa empresa que todos conocemos y que sabemos que no es precisamente barata.

Con la enseñanza y la sanidad nos hemos topado. Gracias a nuestros pueblos se ofrecen plazas de funcionariado. Sin embargo, no se da la opción de conseguir más puntos en la oposición a aquellos que opten por residir en los municipios que crean esos puestos de trabajo. Aparte, hay carencia de infraestructuras, no se ofrece lo mismo que en las ciudades y tenemos todo tan disperso que a ver quién se atreve a disfrutar de esas "ventajas".

Seamos sinceros, nos hemos acostumbrado a ver la despoblación como un fenómeno habitual aunque no lo sea. Si no existe legislación autonómica y nacional para fomentar el desarrollo y equipararnos con las áreas urbanas, seguiremos siendo ciudadanos de segunda. Las palabras se las lleva el viento y, aunque se hable mucho de los pueblos y las medidas para evitar su abandono, no se percibe que ninguna medida contundente se esté aplicando.

Comentarios

SOBRE EL FUNCIONARIADO.

YO CREO QUE NO TE HAS LEÍDO O NO TE INTERESA LEER LA CONSTITUCIÓN, PUES ESTA DICE QUE CADA UNO ES LIBRE DE VIVIR DONDE QUIERA PUES VIVIMOS EN UN PAÍS DE DERECHOS OBLIGAR HACER UNA COSA ES RECORTAR LOS DERECHOS.

HAY OTRAS MEDIDAS QUE LA ADMINISTRACIÓN O LOS AYUNTAMIENTOS PUDIERAN TOMAR PARA EVITAR LA DESPOBLACIÓN, COMO PUDIERA SER LA BAREMACIÓN PARA CONCURSAR, SIENDO ESTA MAYOR SI SE VIVE EN EL NÚCLEO RURAL DONDE SE TIENE EL DESTINO. MEDIDAS COMO ESTA SON LAS QUE TENDRÍAN QUE TOMAR LOS AYUNTAMIENTOS PARA FIJAR LA POBLACIÓN DEL FUNCIONARIADO QUE TRABAJA EN EL PUEBLO.

Perdón por no haberme expresado claramente, pero creo que no cabe preguntar si a estas alturas he leído o no la Constitución. Menos aún presuponer que quiero negar derechos. Todo esto puede hacerse desde un marco legal cierto, respetándolo todo. He corregido el artículo para expresarlo correctamente.

La gente se censa en las ciudades para poder optar a PISOS DE PROTECCIÓN OFICIAL, BIBLIOTECAS, INSTALACIONES DEPORTIVAS, SUBVENCIONES DE TODO TIPO, ETC. Aquí se ve que cada uno se censa donde más le conviene porque quiere acceder a servicios que, de lo contrario, no sería posible tener o saldrían más caros.

Está claro que el modo de orientarlo sería dando mayor puntuación en las oposiciones, una puntuación que valore dónde se va a residir, además de la aptitud del funcionario para desarrollar su labor. Los problemas que vienen de todo esto hacen que esas plazas las ocupen personas que quieren trabajar aquí lo justo para luego pedir un traslado, haciendo que la calidad del servicio prestado se deteriore cada vez que alguno lo solicita.

Se que es imposible encontrar en los pueblos a todos los funcionarios que quieran trabajar aquí, más aún que hoy en día el número de habitantes se ha reducido en exceso. El hecho de que sea necesario legislar para evitar que los pueblos desaparezcan muestra una necesidad acuciante de encontrar personas que quieran trabajar por y para el entorno rural y que el número de habitantes aumente hasta un nivel lógico.

No planteo medidas en contra de los derechos de nadie, sino una alternativa lógica para conseguir que todo nuestro patrimonio, historia y recuerdos sigan preservándose por siglos como hasta ahora ha ocurrido. El problema viene cuando se quiere dejar todo en mano de pequeños municipios que, debido a la limitación presupuestaria que tienen, no pueden desarrollar políticas de fomento.