La misión de Sor Isabel Guerra

altcadv Vie, 20/04/2012 - 18:32

Sor Isabel Guerra, también conocida a lo largo de su vida religiosa como Sor y Madre Clementina, falleció el pasado 13 de abril dejándonos para siempre un vacío en el alma.
Madre cariñosa, siempre atenta a lo que sus niños necesitan. Nada necesitaba para ella. Siempre preocupada por igual por el bienestar de todos: de los sacerdotes, de las hermanas de todas las congregaciones, de sus familiares, de sus amigos y conocidos, de los más desfavorecidos en cualquier parte del mundo... y de todos los demás.
Su gran apoyo a las misiones ha logrado un flujo constante de ayuda económica durante los más de 70 años de profesión religiosa. Cabe citar que la Congregación de las Hermanas Rosarianas en India y Sri Lanka ha recibido la ayuda de Sor Clementina desde sus inicios hace más de 50 años. Y convencido estoy que la seguirá recibiendo gracias a ella. Muchos benefactores ha encontrado que mantienen viva esa Obra de Dios que ella estuvo llevando a cabo a lo largo de su vida.
Aunque ahora sigue cuidando de nosotros desde allá arriba, el dolor por su ausencia tardará en mitigarse. Querida tía, se te echa de menos.